martes, 20 de abril de 2010

Un regalo no deseado




Ayer, en horas de la noche lanzaron esta granada lacrimógena frente a mi casa, al momento del hecho estaban conmigo cuatro mujeres (una de ellas embarazada), dos niños (una de tres años y otros de seis meses) y un primo de mi mamá de más de 60, según dicen los vecinos la lanzaron desde un Fiat Palio verde oscuro a un grupo de militantes del partido Un Nuevo Tiempo que, en ese momento, estaban justo frente a la entrada pero el humo entró hasta el último rincón de la casa, afortunadamente logramos salir sin más daños que la irritación de cara, ojos y mucosas.

Supongo que puedo culpar a los angelitos del PSUV por el hecho.

1 comentario:

Mike@ dijo...

Espero que se encuentren todos bien y que haya sido un susto nada mas !

Que se sabe de la plataforma gasífera de PDVSA que se derrumbó en el océano ?

Saludos
Mike del Opinador